Información técnica
Desinfección / esterilización

La desinfección 

Los aparatos que han estado en contacto con material infeccioso o organismos genéticamente modificados, se deben desinfectar, antes de volver a utilizarlos / eliminarlos, lo que significa: llevarlos a tal estado que no presenten ningún riesgo. Para eso, tratar por ejemplo los aparatos con desinfectantes. En caso necesario, y si el material es adecuado, a continuación pueden esterilizarse los aparatos por vapor (en autoclave). 

La esterilización por vapor 
Por esterilización por vapor (esterilización en autoclave) se entiende la eliminación o la inactivación irreversible de todos los microorganismos capaces de reproducirse por la actuación de vapor saturado a 121 °C (2 bar), según DIN EN 285. La realización correcta de la esterilización hasta alcanzar la seguridad biológica es responsabilidad de la persona encargada de la higiene.

Notas para la esterilización 

  • Una esterilización por vapor eficaz está garantizada sólo con vapor saturado que tiene libre acceso a los puntos contaminados. 
  • Para evitar sobrepresión los recipientes siempre deben estar abiertos. 
  • Los aparatos sucios que se vuelven a utilizar deben limpiarse a fondo antes de ser esterilizados por vapor. En caso de procederse al revés, los restos de suciedad se incrustan durante la esterilización por vapor. Los microorganismos no se pueden matarse eficazmente, ya queestán protegidos por la suciedad, y, por efecto de las altas temperaturas, los productos químicos eventualmente adheridos pueden dañar las superficies mismas. 
  • No todos los plásticos son resistentes a la esterilización por vapor. El policarbonato por ej. pierde su solidez, por tanto los tubos de centrífuga en policarbonato no deben ser esterilizados por vapor.
  • Al esterilizar por vapor (en autoclave) los aparatos de laboratorio en plástico en particular no deben soportar cargas (por ej., no se deben apilar). Para evitar deformaciones en, por ej., vasos, frascos y probetas graduadas, autoclavar en posición vertical.

Resistencia térmica 

Todo el material volumétrico reutilizable BLAUBRAND® y SILBERBRAND se puede calentar en la estufa de secado o durante la esterilización hasta 250 °C, sin que haya que temer una variación de volumen. Debe tenerse siempre en cuenta que en material de vidrio un calentamiento irregular o un cambio brusco de temperatura provoca tensiones térmicas que pueden conducir a la rotura.

Por tanto: 

  • Colocar el material de vidrio siempre en la estufa de secado o de esterilización fría y calentar después. 
  • Tras acabar el tiempo de secado o de esterilización, dejar enfriar el material lentamente en la estufa desconectada. 
  • No colocar nunca material volumétrico sobre una placa calefactora. 
  • En el caso de material en plástico se debe observar especialmente la temp. máx. de uso.