Menú
BRAND. For lab. For life.®
3 min

Aparatos medidores de volumen

Mejor tecnología, más eficiencia

La mayoría de los profesionales de los laboratorios se familiarizan con los aparatos medidores de volumen, como los matraces aforados, las probetas graduadas o las pipetas aforadas, desde su práctica profesional o sus estudios universitarios. Incluso con los actuales sistemas automatizados de manipulación de líquidos, los aparatos medidores de volumen de vidrio (por ejemplo, los matraces aforados de clase A) continúan siendo los instrumentos más precisos para medir líquidos en un entorno de laboratorio. Por esta razón, resultan indispensables cuando deben cumplirse los más altos requisitos en cuanto a la precisión, como en los laboratorios de control de calidad de las industrias farmacéutica y química, y en el análisis del agua, los alimentos y el medioambiente.

Pero, ¿dónde se encuentran realmente los actuales aparatos medidores de volumen en términos de precisión y eficiencia? El 50.º aniversario de la marca BLAUBRAND® es la ocasión perfecta para echar un vistazo al estado actual de la tecnología.

 

Los dosificadores acoplables a frascos, las micropipetas y otros aparatos mecánicos para la manipulación de líquidos actuales ofrecen alternativas de dosificación eficientes. Sin embargo, en términos de exactitud, los matraces aforados y las pipetas aforadas de clase A o AS han sido lo mejor durante 50 años. El reducido diámetro de la graduación permite el ajuste y la lectura precisos. Las normas reconocidas internacionalmente, como la norma DIN EN ISO 1042 (matraces aforados) o la norma DIN EN ISO 648 (pipetas aforadas), garantizan las cualidades fundamentales de los aparatos medidores de volumen, pero solo conforman una base.

En la práctica, los límites de error son tan relevantes como la exactitud que efectivamente se lee. Y, en este sentido, ha cambiado mucho. La graduación y la rotulación de los productos BLAUBRAND® están impresas en el característico color azul, dado que este color ofrece un gran contraste que facilita la lectura. La pintura de esmalte color azul está grabada a fuego en el vidrio a temperaturas de entre 400 °C y 550 °C en función del tipo de vidrio. Como resultado, es resistente contra agentes de limpieza agresivos y, según el programa de lavado, se puede leer de manera excelente incluso después de cientos de ciclos de lavado. Esto no solo favorece a una lectura precisa, sino también prolonga la vida útil del aparato y reduce el consumo de recursos.

Volumetric Instruments

Otro aspecto en el que se han realizado considerables mejoras es en la reducción del riesgo de roturas. La clave de la durabilidad no es tanto el grosor del vidrio, sino más bien la eliminación de la tensión en el vidrio. El vidrio en bruto se somete a tensión durante el proceso de fabricación, lo que puede conducir a la rotura bajo carga mecánica o térmica. Por consiguiente, los aparatos medidores de volumen BLAUBRAND® se someten a un proceso de temperatura controlada que elimina la tensión al exponer el vidrio en bruto a un calentamiento y enfriamiento controlados durante varias horas. Esto es necesario para lograr la mejor resistencia mecánica posible y mantener un volumen constante cuando el vidrio se expone a cargas térmicas posteriores. Como resultado, los aparatos medidores de volumen BLAUBRAND® se pueden calentar hasta una temperatura mayor a 250 °C en un armario de secado o esterilizador. De ser posible, debe evitarse el calentamiento desigual o los cambios bruscos de temperatura.

Los certificados y la documentación desempeñan un papel cada vez más importante en el entorno actual regulado de los laboratorios. Los procesos de certificación también han evolucionado. Tanto los certificados de control de fábrica, como los certificados de lote o individuales se incluyen ahora de manera predeterminada en todas las entregas. Además, se dispone de certificados individuales que hacen referencia al número de serie individual. En los análisis de laboratorio y, en especial, en la industria farmacéutica, muchos laboratorios se encuentran acreditados y, por lo tanto, trabajan con aparatos medidores que también han sido calibrados en un laboratorio acreditado. Para estos laboratorios, BRAND® también ofrece el certificado de calibrado DAkkS realizado por su laboratorio de calibrado DAkkS acreditado.

La gestión de la calidad en BRAND comienza en la fase de planificación del producto y continúa con su desarrollo hasta la producción en serie. El control permanente a lo largo de todo el proceso productivo contribuye a lograr el objetivo de producir aparatos medidores de volumen con una desviación lo más pequeña posible del valor nominal (exactitud) y con una dispersión mínima de los valores individuales (coeficiente de variación). El último paso de este control estadístico de procesos (SPC, por sus siglas en inglés) es controlar una muestra aleatoria del producto terminado durante la inspección final de acuerdo con la norma DIN ISO 3951. El sistema de gestión de la calidad utilizado por BRAND y certificado según la norma DIN EN ISO 9001 es una combinación de supervisión de procesos y controles aleatorios.

Los procesos de producción optimizados reducen al mínimo las fluctuaciones y desviaciones relacionadas con la producción. El nivel de calidad aceptable (AQL, por sus siglas en inglés) es de, al menos, 0,4. Esto significa que los límites definidos se alcanzan con una certeza estadística de, al menos, 99,6 %.

 

La excelente precisión, la prolongada legibilidad de las inscripciones, la durabilidad mecánica y el cumplimiento de los requisitos reglamentarios han hecho que los aparatos medidores de volumen BLAUBRAND® sean un socio para el laboratorio fiable y que ayuda a ahorrar recursos desde hace 50 años.

BRAND - ¡simple, sencillo y eficiente!

Matthias Stein

Marketing Director

todos los artículos